print


Sensaciones y respuestas de duelo

Nuestro organismo reacciona ante la pérdida de un ser querido ofreciendo distintas sensaciones:

  • Fisiológicas: producen una fuerte sensación de malestar y se materializan en taquicardias, sudoración, nudo en el estómago…

  • Cognitivas: pensamientos que inundan nuestro cerebro de forma automática y se relacionan con la negatividad y la baja autoestima. “¿Por qué me ha pasado esto a mí?”, “No valgo para nada”…

  • Motoras: son respuestas de ansiedad que se realizan para controlar la situación y que hacen que, aparentemente, todo vuelva a la normalidad. Entre ellas se encuentran fumar y/o beber en exceso, morderse las uñas sin medida, comer compulsivamente, dar vueltas en la cama buscando la postura adecuada… Pueden llegar a desarrollar problemas mayores.

Respuestas más frecuentes:

  • Alteraciones del sueño

  • Sentimientos de culpabilidad

  • Sentimientos contradictorios

  • Abstraerse en imágenes y recuerdos

  • Idealizar a la persona perdida

  • Miedo al futuro: “Y ahora, ¿qué hago yo?”

  • Sensación de vacío

  • Depresión

  • Sentimientos de ira y celos

  • Sensación de falta de comprensión y ayuda.


print